Hemodialisis Domiciliaria

La información contenida en esta página está destinada exclusivamente a los profesionales de la salud.

Hemo es una palabra griega que significa sangre, y diálisis significa proceso de filtración; por lo tanto el término "hemodiálisis" designa el proceso por el que se filtra la sangre, mediante una operación quirúrgica menor. El cirujano crea el acceso bajo la piel, normalmente en el brazo, uniendo una vena con una arteria.

Durante las sesiones de hemodiálisis, se introducen en la fistula dos agujas que están acopladas a las líneas que conducen la sangre hasta la máquina que bombea la sangre. Una de estas agujas extrae la sangre del cuerpo, la cual pasa  a través de un filtro o "dializador", seguidamente vuelve a entrar en el cuerpo a través de la otra aguja. Sólo una pequeña cantidad de sangre está fuera del cuerpo en cada momento.

Ambas agujas se retiran al final de la sesión y se coloca un apósito protector en el brazo.

Esta técnica se realiza en el domicilio, donde la Hemodiálisis se realiza generalmente con la ayuda de algún familiar. Para aprender el procedimiento se debe seguir un entrenamiento de un mes, aproximadamente.

En este caso no es necesario acudir al Centro de Diálisis, pudiéndose programar los tratamientos en el momento que más convenga, pero en estas sesiones de diálisis no estará presente ningún miembro del personal sanitario, aunque siempre existirá la posibilidad de contactar con su Unidad de Diálisis.

Se tendrá que disponer también de espacio para colocar la máquina de diálisis, el equipo de mantenimiento de agua y para almacenar el material utilizado en la diálisis.

Información Adicional

Visite el siguiente enlace para acceder a nuestro portafolio de productos de esta especialidad

Enlaces de interés

Materiales Educativos


Servicios para pacientes